10 Y para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio;