23 Todo reptil alado que tenga cuatro pies, tendréis en abominación.