55 Y cuando sopla el austro, decís: Habrá calor; y lo hay.