26 ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?