31 Y como queréis que os hagan los hombres, así hacedles también vosotros: