46 No ungiste mi cabeza con óleo; mas ésta ha ungido con ungüento mis pies.