40 Y aconteció que volviendo Jesús, recibióle la gente; porque todos le esperaban.