22 Y la tomaron los siete, y tampoco dejaron simiente: á la postre murió también la mujer.