10 Porque había sanado á muchos; de manera que caían sobre él cuantos tenían plagas, por tocarle.