28 Porque de suyo fructifica la tierra, primero hierba, luego espiga, despu├ęs grano lleno en la espiga;