42 Y luego la muchacha se levantó, y andaba; porque tenía doce años. Y se espantaron de grande espanto.