8 Y comieron, y se hartaron: y levantaron de los pedazos que habĂ­an sobrado, siete espuertas.