40 Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es.