15 El que tiene oĆ­dos para oir, oiga.