50 Y los echarán en el horno del fuego: allí será el lloro y el crujir de dientes.