21 Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fué desde el principio del mundo hasta ahora, ni será.