68 Diciendo: Profetízanos tú, Cristo, quién es el que te ha herido.