21 Mas, ciertamente vivo yo y mi gloria hinche toda la tierra,