5 Y harĂ¡ quemar la vaca ante sus ojos: su cuero y su carne y su sangre, con su estiercol, harĂ¡ quemar.