4 Y vino Dios al encuentro de Balaam, y ├ęste le dijo: Siete altares he ordenado, y en cada altar he ofrecido un becerro y un carnero