18 El hombre iracundo mueve contiendas: Mas el que tarde se enoja, apaciguará la rencilla.