24 Otro parece en los labios al que aborrece; Mas en su interior pone engaƱo.