18 El que en integridad camina, será salvo; Mas el de perversos caminos caerá en alguno.