16 DerrĂ¡mense por de fuera tus fuentes, En las plazas los rĂ­os de aguas.