30 El fruto del justo es árbol de vida: Y el que prende almas, es sabio.