19 El que descubre el secreto, en chismes anda: No te entrometas, pues, con el que lisonjea con sus labios.