17 Detén tu pie de la casa de tu vecino, Porque harto de ti no te aborrezca.