1 HIJO mío, está atento á mi sabiduría, Y á mi inteligencia inclina tu oído;