34 Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿ó quién fué su consejero?