11 No hay quien entienda, No hay quien busque á Dios;