116 Susténtame conforme á tu palabra, y viviré: Y no me avergüences de mi esperanza.