19 No se alegren de mí mis enemigos injustos: Ni los que me aborrecen sin causa hagan del ojo.