25 Mozo fuĂ­, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su simiente que mendigue pan.