8 Despierta, oh gloria mía; despierta, salterio y arpa: Levantaréme de mañana.