5 Alábente los pueblos, oh Dios: Todos los pueblos te alaben.