4 Bienaventurados los que habitan en tu casa: Perpetuamente te alabarĂ¡n (Selah.)