3 Por haber sido mis enemigos vueltos atrás: Caerán y perecerán delante de ti.