8 Yo les silbaré y los juntaré, porque los he redimido; y serán multiplicados como fueron multiplicados.