18 Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos por sí en el cuerpo, como quiso.