46 Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.