22 El que no amare al Señor Jesús, el Cristo, sea anatema. Nuestro Señor ha venido.