7 Este mandamiento también desagradó a los ojos de Dios, e hirió a Israel.