7 Porque tres son los que dan testimonio del cielo: el Padre, la Palabra y el EspĂ­ritu Santo; y estos tres son uno.