12 Porque no permito a una mujer enseñar, ni tomar autoridad sobre el varón, sino estar reposada.