20 Y oyó el SEÑOR a Ezequías, y sanó al pueblo.