17 Es verdad, oh SEÑOR, que los reyes de Asiria han destruido los gentiles y sus tierras;