28 y le habló bien, y puso su asiento sobre el asiento de los reyes que con él estaban en Babilonia.