10 Y el rey dijo: Al que hablare contra tí, tráelo a mí, que no te tocará más.