7 Y decía Semei, maldiciéndole: Sal, sal, varón de sangres, y hombre de Belial;