22 Porque yo guardé los caminos del SEÑOR; y no me aparté impíamente de mi Dios.